Siempre lo supe

La epidermis esconde variedades.
En algunos casos es europeísmo hinchapelotas.
En otros, profundo celos de Rampolla flaca.
Algunos incluso transparentan su repulsión 
por los dulces mexicanos y demases.

En los casos más afortunados,
la primera capa de la piel
esconde amor que no queremos dar,
lujuria por ciudadanos del mundo,
y vidas tranquilas y sedadas sin pretensiones.

Pero lo de Juliette Lewis
bate todos los récords.
Hace años que el tatuaje del ondismo
vá desde adentro hacia afuera.
Siempre lo supe, Juliettita.
Lo nuestro es el rock & roll, nena.




El seguimiento