¿Consumista yo?

Para ustedes, que pensaban que los peluches son de quinta.

Para ustedes, que odian recibir tazas con inscripciones para el día de amigo.

Para ustedes, que piensan que los postits arruinan los libros.

Para ustedes, padres desesperados que no saben como hacer para que sus niños no pidan una Barbie.

Para ustedes, que se deprimen más aún cada vez que posan los ojitos en el pastillero rebosalte de Roviraltas.

Para usted, que ya no creen en la moda.


Para ustedes, a quienes buena falta les hace unos buenos Freudian Slip(per)s.

(Querido lector, dele click a Freudian Slip(per)s y será bienvenido al mundo de mi consumismo)

El seguimiento