¡Se fué al piso!



Las caídas de la gente nos producen esas ganas inmediatas de reirnos, aunque quizás el pobre afectado esté despatarrado en el suelo cultivando un hermoso moretón que pasará por un arcoiris, o sus rodillas estén cual frutillas del fondo del canastito... Uno se ríe. Fuerte. Con carcajada. La obligada pregunta: "¿Estás bien?" viene después. Aún cuando te lo cuentan, te reís.

Pareshiro, mucho diferente.

El otro día fuimos con las Anitas a comer a un restaurante Cantonés, "El Cantón" (¡Fuaaaá!). Mientras deliberábamos y nos perdíamos entre las tentadoras ofertas de la gastronomía asiática se me ocurre preguntarle a la chinita simpática, siempre sonriente: "Me podrías explicar en qué consiste este plato?"
Chinita: "Ah, shiii. Prato tieneee bambú"
Lil: "Ajá"
Chinita: Bambuuú pareshiro carneee, no. No parereshiro carne. No.
Lil: Claro, es un vegetal, ¿no?
Chinita: Ah, shiii. pareshiro vegetalll. Pareshiro, shi... (Duda y piensa). Bambú, no fuelte. Pareshirooo honnngo. Shampinion, pareshiro. Pareshiro, diferente.

Con el panorama mucho más claro, pedimos el plato con bambú.

¡Que grande la chinita sonriente!

Cosas que Debo Recordar

Cuando un hombre dice que está muy ocupado, miente.
Cuando madre dice "Dejá, dejá" no quiere que dejes nada, quiere que te encargues.
Cuando tu jefa hace chistes sobre tu trabajo, te está retando con disfráz.
Cuando tus amigas te dicen que ya está, ya está (no le des más vueltas).
Cuando prestás un libro o un CD jamás regresa.

Dance! Dance! Dance! Marlango

Bless each time I got it wrong
Bless mess ups, bless them all
Bless the children, they're gay or wrong
Bless us all

Bless the crack in the night
That allows me to look back
At that table and that dinner
And the start of being a sinner

Bless the moment I got it wrong
Bless mistakes, yeah, bless them all
And give my hand a grip
And give my feet the groove

So we dance (dance), dance (dance), dance
This life away
(And we) dance (dance), dance (dance), dance
This life away

Bless the day I made a wrong choice
Bless mess ups, yeah, bless them all
And give me the sentence that I deserve
And a gift of memory

Grant me my dreams whenever you might
And give me the privilege of a fight
And give me the wounds that I earned
And let me keep the scars

So we dance (dance), dance (dance), dance
This life away
(This life away)
(So we) dance (dance), dance (dance), dance
This life away
(This life away)

Bless each time I got it wrong with
Bless mess ups, bless them all
Bless the children, they’re gay or wrong
Bless us all

Bless each time I got it wrong
Bless mess ups, yeah, bless them all
Bless the children, they’re gay or wrong
Bless us all

So we dance, dance, dance
This life away
(So we) dance (dance), dance (dance), dance
This life away

So we dance, dance, dance
This life away

Ese Señor Misterioso que se dibuja como un Conejo


El Señor Misterioso que se dibuja como conejo lleva puesta una remera común, pero sus gafotas son de Dolce & Gabbana. Me resultó así como raro.
El lugar es acogedor, hay botellas apiladas en un rincón.
Todos esperamos en silencio, mirándolo dibujar a Alfio, Enriqueta (aunque, para mi sorpresa, no fué la estrella), el Misterioso Hombre de Negro y la Bola Troglodita.
L se toma todo el tiempo del mundo, pregunta cuantos más somos, pregunta que queremos que nos dibuje. Nos mira, nos saluda nos agradece por haber ido.
Me toca a mi. Me acerco abruptamente con mi copia, fiel a mi estilo, mi apuro y y mi ansiedad. Me mira fijamente por una milésima de segundo. Más bien fue una ráfaga de mirada inquisidora.

Ahí está mi Macanudo 6 con una Enriqueta, un conejo que me dice que es para mi y un Olga dado vuelta. ¡Excelente idea!

Benny Lava

El Michael Jackson de la India



Es increíble este tipo. Se llama Prabhu Deva Sundaram, es un coreógrafo y actor hindú. Hizo miles de películas en Bollywood como actor, director y coreógrafo. Sus pasos son delirantemente deleitantes y la réplica de la letra en Inglés por Mike Sutton (a.k.a. Buffalax) es excelente. No te deja otra opción más que reirte.

El Abrazo de Iván P.

El jueves fue la despedida. La ceremonia.
De esas que detesto. Fue al mejor estilo "Little Miss Sunshine".
Yo fui algo así como el grandpa.
Miraron con caras de espanto.
El pequeño Olive se fue al recarajo.
Hubo gente que lo aplaudió. Y no fuimos pocos.

Y en medio de todo y de todos ahí estaba él. Sus rulos rubios y su sonrisa vasta.
Sus gafas doradas escondían ojos que brillaban por demás.
Se acercaba, le dí su premio. Ese que se ganó por tercera vez consecutiva.
Y ahí vino. EL ABRAZO. Fue dulce e inesperado.
Me llenó los brazos con su calidez de niño.
Los rulos quedaron acomodados y sus manitas no me querían soltar.
Y ahí sentí la inocencia en estado puro.

"Al fin sucede". Gustavo Cerati.

Estoy un poco harto de entrar en tus juegos de mente
otra nube gris se aproxima
y yo sé, que tanto le temes
que al fin sucede

Te es más fácil no creer en nada
ni en nadie
negación de tu parte
ya estoy haciendo planes sin vos

La vida dura un salto, quedarse, una muerte segura
este era el momento y lo echaste a perder
tanto le temes que al fin sucede
al fin sucede
al fin sucede

Todo lo que necesitas
es una duda razonable
para mostrarte tu deseo
basta con prohibírtelo un poco

Tanto lo deseas que al fin sucede
tanto le temes
que al fin sucede
al fin sucede
al fin sucede

sucede... al fin sucede...
sucede... al fin sucede...
sucede... al fin sucede...

Oscarcito




"A man who moralizes is usually a hypocrite, and a woman who moralizes is invariably plain".
Oscar Wilde




De como unos escasos metros pueden cambiarlo todo. Bah, casi todo.

Ayer me encontraba asfixiada. Bah, "encontraba" es sólo una manera de decir. Si hago caso a la lógica, estaba más bien perdida. Bien perdida. Y casi sin aire. Emanaba calor del suelo. Y me negaba a quedarme encerrada por más aire acondicionado acondicionante en el lugar. Entonces agarré mis cosas y salí. Caminé como apurada, como si caminar más rápido me hiciera invisible. La primera cuadra fué sinuosa. Madres, niños, fotocopieros, porteros (que siempre te miran con esa cara de "pendejadelorto" o "pendeja,¡queorto!"). El cruzar la calle, y no precisamente la avenida, fué un peldaño hacia aquello. Caminé como un poco más lento, ya sintiéndome parte de ese paisaje, ese que pocos ven con ojos alentadores. Ese en el que pocos, sólo algunos, ven la belleza real. Esa mezcla rara de bloques de cemento y gente sin cara y pequeños palacios, sonrisas, ruleros, changuitos, polleritas, dreadlocks, oficinistas... Ya a esta altura se me escapaba un suspiro. Para cuando cruzo la tercer esquina la vida se veía por otro caleidoscopio. El calor no calureaba, los rayos no quemaban, éramos todos perfectos desconocidos... Me senté en la heladeria de la esquina (los helados son grandes pasaportes y convertidores) y me dispuse a disfrutarlo todo. Recordé una canción, y unos ojos de nadie. Me miré como desde adentro. Todo se pintaba de otros colores. Y ahí sentada en esa esquina de San Telmo, con mi vestidito floreado y mis sandalias planas, menta granizada y mascarpone dandome frío y bienestar, fuí feliz por media hora. Y todo por moverme tan sólo unos metros del otro lugar.

Cosas que me Encantan de un Recital

1) Que la música llene mi alma, mi corazón y mis pies.
2) Que toquen esa que quiero escuchar.
3) Que la gente baile.
4) Que sea una fiesta.
5) Que la entrada salga barata.
6) Que me haga feliz.
7) Que pueda agarrar a alguien que quiero.
8) Que el cantante no sea demagogo.

¡Hoy me compré mi Macanudo #6!

Hoy caminaba por Santa Fé, luego de una larga y actoral mañana. Miraba vidrios y vidrieras. Pensaba en lo mucho que me estaba gustando perder el tiempo de esa forma. En lo mucho que se disfrutan algunas anestesias. Me acordaba de "No sé" de No Lo Soporto, cosa que me mezclaba sensaciones, pensamientos como: "Esa letra la podría haber escrito yo" y "Como osa esta chicuela a cantar en ese Inglés tan pretensiosamente malo". Cuando enderrepronto, veo una librería tan rara... Sí, sí era una de esas cadenas de librerías donde todo está superacomodaditoyprolijito y hasta el olor a libro nuevo parece haber perdido su esencia ante el rocío de algún producto de VZ. Pero esta era diferente. La caja estaba bien al fondo, el de seguridad tenía cara de "Tengo unas ganas de clavarme un pancho en Pancho 64 quenitecuento", los libros parecían carecer de orden, efectivamente había olor a libro nuevo (inspire e inspiré e inspiré). Los chicos que atendían charlaban acerca del I Ching y sólo se percataron de que ahí estaba yo cuando , tímida pero firme, siguiendo el impulso-corazonada que me hizo entrar (ya estaba cansada de que me digan "¿Macacuanto? A ver, me fijo en stock... Simmmm, me figura como novedad, pero no, no lo tengo") me acerqué al mostrador. Maravillosamente, el buen mozo inexperto del I Ching me dice "¡Si, claro está! Esperá que te lo traigo de atrás". Vuelve al ratito con un pilón de copias.... ¡para que yo pueda elegir la que más me guste! (porque como ustedes ya sabrán Liniers dibujó una por una a mano las tapas de la primera tirada de la historieta. Si, a mano. 5.000 ejemplares).
Pocas veces había estado en esa situación. Fiú. Qué responsabilidad. Mientras los muchachos pasaban al horóscopo Chino.

Chico que se parece a un actor a que su vez se parece a Dave Grohl: No querido, es cada 12 años. 12 años , te digo.
Chico buen mozo de pelo claro: (a mi) ¿Vos de qué signo sos?
Yo: Géminis
C.B.M.d. P.C.: ¿Y en el Chino?
Yo: Gallo
Dave Grohl: 1981
Yo: Pero a mi no me pasaron grandes cosas cada 12 años. Me parece que no funciona. (Le paso la tarjeta de débito).
Dave Grohl: Parece que no, parece que es así. ¿Tenés tarjeta de puntos?
Yo: Tenía.
Dave Grohl: Decime el DNI 28...
Yo: (Sonriendo, termino el número). ¿Me pusiste el ticket? Chau, muchas gracias.

Y así, feliz y contenta salí de la librería con mi Macanudo #6 con tapa dibujada por el mismísimo Liniers en mis manos. Y además charlé un ratito con Dave Grohl.

Midnite Vultures. Beck


I think we are going crazy
Things don't even faze me
Her left eye is lazy
Nicotine and gravy

I don't want to die tonight
I don't want to die tonight

Biodata

Le Petite Lillí nació en el Barrio Norte, el un clínica con nombre de astro, hace un poco más de 27 años. Luego de pasar unos días en la incubadora (marca indeleble de su fragilidad), la trasladan al barrio de Monte Chingolo, Lanús City.
Ya desde pequeña mostraba una marcada tendencia hacia la creación en formas varias, la presencia de multiplicidad de caracteres. Su pasión era hablar sola y crear mundos paralelos. Hasta que le regalaron una Barbie Oficinista. De ahí en más pidió el Ken, la Barbie Paralítica, la amiga afroamericana, y el Steven. Se sorprendió muchísimo al ver el sexo de los muñecos varones.
Participó del taller colegial "Manos a la Obra" donde hacía lo que quería.
Una vez más la vida le jugaría una mala pasada al llevarla al Instituto del Espíritu Santo, donde la obligaban a festejar Pentecostés. Por suerte cayó un sus manitas una cinta llamada "Dopádromo". Llegarían así los Cementos, las músicas y los OkComputers. Hechos que constituyeron la estocada final para llenar su corazón de músicas y versos. El puntapié inicial lo habría dado la otra Petit, Rocío Rizos, quién había hecho de sus discos el soundtrack de la infancia de Lillí.
Tras una lucha interna y externa, decide volcarse a la docencia, unacarreramuydecente.
Habiendo recibídose y teniendo título y diploma en mano. Decide abrir una ventana hacia en infinito...¡La Internet!

El seguimiento