Vidrieras







Reina mía, belleza estacional
voz esmerilada, abrazame más.
Viento helado, piernas sueltas
sonrisa de Enero,
dientes enlozados,
perfección de subterráneo,
no te tengo que elegir.
Como si hubieses tomado
mis vestidos y mis descuidos
y te hubieses puesto a cantar.








 

El seguimiento