Pelín

Estoy leyendo la novela nueva de Alan Pauls, "Historia del pelo". Indefectible y desvariadamente me lleva a unos paisajes mentales terribles. Me planta una semillita de estimulación y después,  en cualquier momento del día, me pongo a pensar en diferentes personas a través de sus pelos. La secuencia de mini-fotos me persigue y a los empujones entra en el sueño, y arranca la maratón de imágenes pelonas y peludas:


a) Juan Manuel, con versión pelo melenín en el subte.
(Me dejaba canas por toda la casa)


b) Pumazo Bejarano, más pumazo que nunca.
(¡ay, como le crece el pelo a este muchacho!)


c)Mi propia versión del pelo largo, largo.
(a los 10 largo, para las fotos de la común-unión, a los 12 corto -¡tomá jesús, tomá!-, a los 16 colorado furioso y flequillo trasher, a los 17 corto, todo parado, luego corto, semi corto, parado, oscuro, demechado, con flequillo, rubio, no más rubio, larguito, chocolate, más corto, no más tintura, mi color, mejor mi color nomás, largo, largo y natural, peinado Gloria Steffan en los 80s by Tiffany con jopo de costado -duración total 30,09 min- flequillo, largo y flequillo).



El diario de Lillí Jones



Este año cumplo 29.
Tengo 5 kilos demás.
Me dejé el pelo largo.
Estoy buscando casa.


Aprendí que dos + dos es tres

... y este año, para mi cumpleaños
no quiero caretas ni abrazos vacíos,
este año quiero un mimo distanciero y esta carterita.


 

El seguimiento