E-mail





No me mandes "besitos"
No me digas "gente linda"
No me envíes cadenas de amor, santos, ecología o falsa solidaridad.
No me incluyas en tus correos de diez mil destinatarios sin mi consentimiento.





El seguimiento